libertad

viernes, 9 de julio de 2010

"ANTUNEZ"


Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


--------------------------------------------------------------------------------
Jorge Luis García Pérez (Antúnez)

Nació el 10 de octubre de 1964. Natural de Placetas, Villa Clara, nació en una fecha histórica, el 10 de Octubre de 1964, noventa y seis años después que Carlos Manuel de Céspedes diera su famoso Grito de Yara proclamando la independencia de España. La situación económica de su hogar y el precario estado de salud de su madre lo obligaron a realizar sus estudios en las ESBEC (Escuelas Secundarias Básicas en el Campo) e IPUEC (Instituto Preuniversitario en el Campo), donde afloraron sus primeras inquietudes políticas cuando pudo leer algunos artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos. A partir de ese momento comenzó a rechazar el adoctrinamiento que se impartía en las clases, lo que le valió ser conducido y amonestado ante la presencia del claustro de profesores y la dirección de la escuela. Producto de esa situación, y la imperiosa necesidad de ganar dinero para paliar la terrible situación económica de su familia, Jorge Luis comprendió que su viejo anhelo de cursar la carrera universitaria de Derecho estaba tronchado, por lo que comenzó a laborar en los trabajos más disímiles y fatigosos, tales como machetero, obrero de la construcción y agricultor. En más de uno de esos empleos fue expulsado por expresar sus puntos de vista políticos, siempre en contra de la dictadura imperante en su país.
Para esa época Jorge Luis comenzó a ser vigilado por el gobierno cubano, y después de llevar seis meses laborando en la Central Electronuclear de Juragua, fue despedido a causa de una investigación de sus antecedentes que dio como resultado la clasificación de "desafecto al proceso". A finales de 1983, mientras se encontraba en la Plaza XX Aniversario de Placetas con unos amigos, opina en voz alta que el responsable de los 23 cubanos muertos en combate con el ejército norteamericano en Granada era Fidel Castro, por lo que fue inmediatamente golpeado por agentes de la PNR. De ahí fue conducido al departamento de instrucción de la Seguridad del Estado en Santa Clara, donde fue liberado después de recibir un "acta de advertencia". Pero ninguno de estos actos represivos e intimidatorios logró frenar la voluntad de Antúnez de expresarse de acuerdo a sus creencias. El 15 de marzo de 1990, mientras se encontraba en la misma Plaza XX Aniversario escuchando la alocución radial al IV Congreso del Partido Comunista, comenzó a gritar que "el comunismo es un error y una utopía" y "queremos y necesitamos reformas como las que se efectúan en Europa Oriental". De inmediato fue nuevamente golpeado por agentes de la policía y la Seguridad del Estado, quienes lo condujeron de nuevo a su sede en Santa Clara, donde esta vez fue instruido de cargos por "propaganda enemiga oral".
Así comenzó la larga y valiente historia como preso político en las cárceles castristas. En junio del mismo año, encontrándose ya en la Prisión Provincial de Villa Clara, recibió una petición fiscal de 6 años de prisión, por lo que se declaró de inmediato en una huelga de hambre que duró 21 días. Esta fue la primera de una larga serie de ocasiones en que Jorge Luis ha recurrido a este recurso como protesta contra los innumerables abusos y maltratos que ha sufrido en las cárceles castristas, entre las que se incluyen innumerables y brutales golpizas, encierro en celdas de castigo sin luz ni agua, y múltiples ofensas proferidas en su contra por el color de su piel. Pero ninguna de estos actos ha logrado quebrantar el espíritu indomable de este joven prisionero de conciencia. El 19 de febrero de 1991 se declara en rebeldía como Preso Plantado, negándose a vestir el uniforme carcelario y rechazando la llamada "reeducación" comunista. Entre las múltiples acciones de protesta y rebeldía protagonizadas por "Antúnez" se encuentra su espectacular fuga de la cárcel de Las Grimas, en el municipio de Placetas, el 17 de Octubre de 1992. En 1995, mientras se encontraba recluido en la cárcel de mayor severidad de Kilo 8, conocida por el sobrenombre de "Se me perdió la llave", funda junto a otros prisioneros de conciencia la organización Presidio Político Pedro Luis Boitel, un movimiento dedicado a denunciar la terrible situación de los prisioneros políticos en las cárceles castristas y promover el uso de la resistencia cívica contra los desmanes de los carceleros del régimen.
Desde su nacimiento, la vida de Jorge Luis García Pérez (Antúnez), ha estado marcada por su dedicación a la libertad y el coraje y la entereza conque ha sabido defenderla. De extracción humilde, su propia figura y el ensañamiento que ha desatado la dictadura en su contra son un ejemplo mas que convincente de que mas que una utopía fracasada, la tiranía de Fidel Castro es una pesadilla farisaica, y criminal.
Ha recibido fuertes golpizas, por lo que presenta fisuras en los huesos, un fuerte padecimiento renal causado por hipoglicemia, además de presentar un nódulo en un pulmón que casi le cuesta la vida por no recibir la atención médica adecuada. Para que fuera atendido por este padecimiento tuvo que realizar una huelga de hambre que casi le cuesta la vida, respaldado por su hermana, Bertha Antúnez Pernet y sus compañeros de lucha en la entrada de la prisión Nieves Morejón, donde se encontraba en ese momento, quienes se hicieron el firme propósito de llamar la atención al mundo sobre lo que estaba sucediendo con él.
Antúnez ha sido humillado y discriminado en las prisiones castristas por pensar diferente a un régimen que se vanagloria de una supuesta igualdad social que no profesa. Lleva ya largos años padeciendo el horror de un encierro, que a pesar de las fuertes campañas realizadas para su liberación, han hecho oídos sordos.
Estando en la prisión de Cerámica roja, en Camagüey, fue atacado por perros entrenados para matar que los guardias del penal, en un ensañamiento sin límites, provocaron contra su persona. Estuvo en la tristemente célebre cárcel de Kilo-8, en Camagüey, donde participó de forma muy activa, junto a otros prisioneros políticos, en denunciar los maltratos y torturas a los presos, así como mantener comunicación constante con otras prisiones de la provincia.
Estuvo también confinado en la cárcel de máximo rigor Combinado del Este de La Habana, donde continuó denunciando las violaciones de los derechos humanos de todos los presos. Fue nuevamente trasladado, esta vez para la prisión de Ariza en Cienfuegos, donde ha reclamado de manera constante asistencia médica y un trato humano para él y sus compañeros de cautiverio, por lo que comenzó una huelga de hambre que pudiera empeorar su ya deteriorado cuerpo enfermo.
Su entereza y valor para afrontar las adversidades de las cárceles y sus constantes denuncias, lo marcan para siempre como un opositor de grandes magnitudes, quien se ha ganado el cariño de todos aquellos que han tenido que compartir junto a él los horrores de una cárcel injusta y represiva en todos los aspectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada